¿Qué se obtiene con el biomagnetismo?

10.02.2017

En un cuerpo sano existe un flujo de energía balanceado. Sus fuerzas energéticas están siempre en equilibrio. Cuando la actividad de alguna de estas energías se sale de nuestro control (por factores estresantes como toxicidad, alimentación inadecuada, hábitos de vida, estrés, emociones fuertes o negativas, etc) ocurre entonces una irrupción electro-energética de este flujo y es cuando empiezan a manifestarse congestiones a nivel físico, mental y emocional, desde condiciones patológicas agudas hasta crónicas y degenerativas.

Entre muchas otras cosas, con los tratamientos biomagnéticos se obtiene:

  • Mejorar el descanso

  • Regular alteraciones fisiológicas

  • Alivio significativo en procesos de artrosis

  • Disminuir niveles de estrés

  • Recuperar la homeostasis natural del cuerpo

  • Aumentar la vitalidad

  • Mejorar el funcionamiento de órganos, glándulas y visceras

  • Mayor costancia en la armonía y bienestar general

  • Efectividad en los tratamientos para el dolor de espalda y artritis

  • Alivio progresivo en procesos alérgicos de distinto origen

  • Elevar la inmunidad

  • Una mejoría en las afecciones renales, hepáticas, reproductivas, respiratorias, circulatorias, urinarias, linfáticas, digestivas, etc

Aplicar los imanes naturales en los puntos requeridos, restablece el flujo de información entre las células. Lo que se consigue es ayudar al cuerpo para que de forma natural, efectiva y favorable recupere el equilibrio perdido y un bienestar constante.