Biomagnetismo para mascotas

27.11.2016

El principio que se toma en cuenta para el uso de terapia biomagnética en mascotas es exactamente el mismo que se toma en cuenta para usarla en humanos. Este principio no es más que la posibilidad de localizar en el cuerpo puntos energéticamente alterados que obedecen a la presencia de microoganismos patógenos o disfunciones órgano glandulares y que producen un padecimiento o enfermedad.


Esta forma de terapia equilibra el pH en aquellos sitios donde los microoganismos, por su actividad y metabolismo, han inducido una desviavión del mismo hacia niveles por encima (alcalino) o por debajo (acido) del nivel normal (neutro). Al equilibrar el pH, el cuerpo es capaz de trabajar por sí solo hacia la recuperación y el restablecimiento de la salud, porque estimulamos la capacidad natural del cuerpo para la autocuración.

La capacidad de respuesta de los animales suele ser mayor a la del ser humano cuando se trabaja con este tipo de técnicas energéticas, debido a que los animales tienen menos barreras y bloqueos, con lo que muestran rápidamente una mejoría.

Es importante que si usted decide utilizar el biomagnetismo para su mascota desde este despacho terapéutico, su mente esté dispuesta y abierta a la metodología que usamos, que obedece a principios de la metafísica  y que en ninguna medida perturba ni incomoda a su mascota.