El Biomagnetismo es un procedimiento terapéutico de orden físico, natural y externo que busca el equilibrio del pH en el organismo a través de la colocación de magnetos. Por lo tanto, no es invasivo, no implica ningún riesgo y no interfiere con ningún tratamiento. Además es sumamente efectivo

 

¿Cómo y por qué funciona?

El biomagnetismo busca pares biomagnéticos en el cuerpo. Un par biomagnético está formado por dos puntos conectados con polaridad magnética contraria. Uno de estos puntos tiene niveles de pH ácidos (exceso de iones positivos) y el otro tiene niveles de pH alcalinos (exceso de iones negativos) creando una especie de microcampo magnético. Estos puntos se sustentan energéticamente uno al otro (polos opuestos se atraen) y es en estos puntos donde se alojan, desarrollan y multiplican microorganismos patógenos (virus, hongos, bacterias y parásitos). 

Así, con esta técnica, se ha logrado disponer de un mapa exacto de puntos en el cuerpo que identifican los campos de acción y sostenimiento de microorganismos patógenos concretos. 

La colocación de imanes en estos puntos lo que hace es equilibrar el pH alterado en sitios donde no corresponde que estén. En un nivel de pH neutro, los microorganismos patógenos no pueden vivir. Se puede decir entonces que los imanes no curan. El organismo sabe cómo curarse por sí solo, está diseñado para hacerlo, para autorregularse y auto defenderse. Los imanes lo único que hacen es equilibrar el pH y así desbloquear el flujo de información que las células necesitan para enterarse de lo que por sí mismas saben que deben hacer para mantener el cuerpo saludable.

El biomagnetismo parte de la premisa que afirma que casi todas las enfermedades son producidas por microorganismos o asociaciones entre éstos, aún las que se dice que no se sabe cuál es su origen ni por qué se producen.

Se sabe que un organismo superior puede ser portador asintomático de microorganismos patógenos. Por eso el par biomagnético se convierte también en una útil herramienta de prevención de padecimientos antes de su manifestación clínica.  

Mi nombre es Ana y vivo en Vigo desde hace seis años. 

En 2015 me diagnosticaron fibromialgia...   

¿Qué se obtiene con el biomagnetismo?

En un cuerpo sano existe un flujo de energía balanceado. Sus fuerzas energéticas están siempre en equilibrio. Cuando la actividad de alguna de estas energías se sale de nuestro control (por factores estresantes como toxicidad, alimentación inadecuada, hábitos de vida, estrés, emociones fuertes o negativas, etc) ocurre entonces una irrupción electro-energética de este flujo y es cuando empiezan a manifestarse congestiones a nivel físico, mental y emocional, desde condiciones patológicas agudas hasta crónicas y degenerativas.

Con los tratamientos biomagnéticos se obtiene:

  • Mejorar el descanso

  • Regular alteraciones fisiológicas

  • Alivio significativo del dolor

  • Disminuir niveles de estrés

  • Recuperar la homeostasis natural del cuerpo

  • Aumentar la vitalidad

  • Disminuir la agresividad de los procesos alérgicos

  • Disminución de los procesos sintomáticos (dolor, inflamación, tumefacción, ardor, etc.)

  • Mejora el el funcionamiento de órganos, glándulas y vísceras

  • Mayor constancia en la armonía y bienestar general

  • Eliminar estados emocionales inconscientes que repercuten en todos los procesos orgánicos del cuerpo

  • Efectividad en los tratamientos para el dolor de espalda

  • Reconocer intolerancias alimentarias

  • Alinear los chakras

  • Elevar la inmunidad

Lo que se consigue es ayudar al cuerpo para que de forma natural, efectiva y favorable obtenga el equilibrio perdido y un bienestar constante.

La importancia del medio

Es lógico pensar que toda enfermedad es debida al deficiente funcionamiento de algunas células. También es lógico pensar que si el medio o fluido que sostiene a las células es apropiado, las células funcionan bien y pueden mantenerse con vida. 

La enfermedad se produce cuando hay un bloqueo o desequilibrio de las polaridades positiva y negativa de la fuerza vital.  Cuando en un punto en el cuerpo se acumulan iones positivos o negativos, la fuera vital o flujo energético natural se ve afectada. Es así de lógico.  

Si ya hemos dicho que en estos campos ácidos y alcalinos es donde se instalan y desarrollan microorganismos patógenos, ahora piense lógicamente: al cubo de basura llegaron las cucarachas. Las cucarachas no llevaron la basura para vivir ahí. La basura atrajo y propició la existencia de ellas. La basura fue primero. Por tanto, si limpiamos y lavamos el cubo en lugar de atacar a las cucarachas con insecticida, ¿las cucarachas insistirían en vivir en el cubo?....

Claude Bernand, fisiólogo francés, ya lo advertía cuando dio al medio o terreno biológico la importancia primera. El medio es el importante, no tanto el microorganismo. Al final, las condiciones de este terreno o medio están definidas por el pH.

En el año 1931 se otorgó el premio novel de medicina al químico y fisiólogo  Otto Heinrich Warburg por sus investigaciones en torno al daño producido a las células cuando viven en un entorno ácido, y apuntó a esta causa el desarrollo de células que aprenden a sobrevivir en ambientes faltos de oxigeno, como las células cancerosas. 

Biomagnetismo para mascotas

El principio que se toma en cuenta para el uso de terapia biomagnética en mascotas es exactamente el mismo que se toma en cuenta para usarla en humanos. Este principio no es más que la posibilidad de localizar en el cuerpo puntos energéticamente alterados que obedecen a la presencia de microoganismos patógenos o disfunciones órgano glandulares y que producen un padecimiento o enfermedad.

Esta forma de terapia equilibra el pH en aquellos sitios donde los microoganismos, por su actividad y metabolismo, han inducido una desviavión del mismo hacia niveles por encima (alcalino) o por debajo (acido) del nivel normal (neutro). Al equilibrar el pH,

el cuerpo es capaz de trabajar por sí solo hacia la recuperación y el restablecimiento de la salud, porque estimulamos la capacidad natural del cuerpo para hacerlo. 

La capacidad de respuesta de los animales suele ser mayor a la del ser humano cuando se trabaja con este tipo de técnicas energéticas, debido a que los animales tienen menos barreras y bloqueos, con lo que muestran rápidamente una mejoría.

Es importante que si usted decide utilizar el biomagnetismo para su mascota desde este despacho terapéutico, su mente esté dispuesta y abierta a la metodología que usamos, que obedece a principios de la física cuántica y que en ninguna medida perturba ni incomoda a su mascota.